At the top: desde la aguja.

At the top: desde la aguja.

El Burj Khalifa domina el Downtown Dubai con sus 828 metros de altura, lo que la convierte en el edificio más alto del mundo (hasta que los propios dubaitíes lo batan con el nuevo proyecto de Calatrava). Aunque la torre tiene 163 plantas, los turistas solo podemos subir hasta la 125, donde está el mirador. No hace falta decirlo, las vistas y la sensación de altura son indescriptibles.